Presentacion Paseos Distancias Agenda Iglesias Medios de Transporte

 

SAN CARLOS DE BARILOCHE

Sobre la orilla del Lago Nahuel Huapi y rodeada de un paisaje maravilloso de montañas, cerros y bosques de coihues y cipreses, se halla esta Ciudad, considerada la Capital de los Lagos del Sur, principal centro turístico de la Provincia de Río Negro y gran atracción para el turista extranjero.Es muy visitada, tanto en verano como durante la temporada invernal, en este caso, por sus abundantes y variadas pista de esquíes.
Ubicada a 1.640 kilómetros al suroeste de la Ciudad de Buenos Aires y a 845 de Viedma, Capital de la Provincia de Río Negro.



Por su estratégica ubicación, junto al Parque Nacional Nahuel Huapi y rodeada de un marco natural de excelencia, los atractivos que ofrece son innumerables, tanto para el turismo pasivo como el de aventuras. Cuenta con Sala de Casino.

El nombre de la Ciudad se refiere a un paso cordillerano, cerca del Cerro Tronador, conocido como “Vuriloche” y al nombre de un comerciante alemán que construyó la primera casa en 1895, “Don Carlos Wiederhold.
Vías de comunicación: Ruta Nacional Nº 40 (Cabo Vírgenes, Provincia de Santa Cruz – La Quiaca, Provincia de Jujuy).
Secretaría Municipal de Turismo: Centro Cívico, tel: 02944-429850 / 429896.
Estación Terminal de Ómnibus: Av. 12 de Octubre 2400.
Dirección Provincial de Turismo: Av. 12 de Octubre 605, tel.: 02944-423188.
Casa de la Provincia en la Ciudad de Buenos Aires: Reconquista 556, tel.: 011-4393-1298.

COMO VIAJAMOS A BARILOCHE:

AUTO: El camino más corto, desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es tomando por Autopista del Oeste, nace en la Av. Gral. Paz y Av. Juan B. Justo, continuación de la Autopista 25 de Mayo, que viene del Centro de la Ciudad, en el km.62, tomar Ruta Nacional Nº 5 hasta la Ciudad de Santa Rosa, Provincia de La Pampa, desde ésta, continuar por Ruta Nacional Nº 35 hasta el kilómetro 681, donde hay que desviarse para tomar Ruta Nacional Nº 152, después empalmar con Ruta Nacional Nº 143 hasta la localidad pampeana de Chacharramendi, desde aquí se continúa por Ruta Provincial Nº 20, conocido como Camino “Conquista del Desierto”, un camino recto de casi 200 kilómetros, con muy poca vegetación y sin ningún tipo de servicios, salvo a mitad de camino en La Reforma.
En Colonia 25 de Mayo, continuar por Ruta Nacional Nº 151 y Ruta Provincial Nº 7 hasta la Ciudad de Neuquén. Desde la Capital neuquina, continuar por Ruta Nacional N° 22; 237 y 40 hasta la Ciudad de Bariloche.

Peajes en Acceso Oeste, Castelar y Gral. Rodríguez de

de lunes a viernes, de 07.00 a 10.00 hs.(ingreso a la Ciudad de Buenos Aires) y de 17.00 a 20.00 hs (egreso de la Ciudad de Buenos Aires): $6.-. Fuera de esos días y horarios: $5.-

 

cada uno. En Ruta 5: Olivera, km.86: $2.10; 9 de Julio, km.244: $2.10 y Trenque Lauquen, km.429: $2.-. En la Ciudad de Neuquén: $0.50.

TRANSPORTES TERRESTRES: Desde la Estación Terminal de Retiro parten: Albus, Andesmar, El Valle, Chevallier, Vía Bariloche, entre otros.

TRANSPORTES AEREOS: Cuenta con aeropuerto internacional, donde llegan las principales aerolíneas nacionales.

DATOS HISTORICOS:
En 1620 el Capitán español Juan Fernández, que ingresó desde Chile, descubrió el Lago, actualmente denominado, Nahuel Huapi. Recién a partir de 1872 comienzan las exploraciones e investigaciones ordenadas por el Gobierno Argentino en la zona y en 1876 arriba el geógrafo Francisco Pascasio Moreno, quien una vez consolidadas las acciones militares de la Campaña del Desierto, efectúa un segundo viaje en 1880, a los efectos de reconocer ríos y lagos del lugar. A partir de 1892 comienzan a llegar los primeros pobladores blancos, mucho de ellos inmigrantes alemanes. Los lugareños recuerdan a Carlos Wiederhold, quien en 1895 instaló un comercio en lo que hoy es la planta urbana de Bariloche, como el fundador de la localidad.
En el año 1896 Francisco P. Moreno, tenía la idea de crear un parque nacional para proteger esa maravillosa zona de lagos, valles y montañas. Años después, recompensado por el Gobierno Nacional por su labor en la demarcación de límites con Chile, el Perito Moreno, donó las tierras que recibió en la región del Nahuel Huapi  con el fin de que sea conservado como parque natural. Al fallecer en 1919, sus restos fueron llevados a la Isla Centinela, en el lago Nahuel Huapi, frente a la Ciudad de Bariloche.
El decreto de fundación de San Carlos de Bariloche, fue suscrito por el Presidente Julio A. Roca en 1902.

LUGARES PARA VISITAR:

CENTRO CIVICO:
En el comienzo de la calle Mitre. Inaugurado el 17 de Marzo de 1940, por gestión del Dr. Bustillo, en esa época, Presidente de Parques Nacionales, es uno de los lugares más representativo de la Ciudad, declarado oportunamente Monumento Histórico Nacional, los edificios que lo conforman son la Municipalidad, Secretaría de Turismo, Departamento de Policía, Biblioteca Sarmiento y Museo de la Patagonia, todos ellos de estilo medieval, con una construcción propia de las regiones montañosas y boscosas de Europa, revestidos en piedra volcánica y madera de ciprés, con techo de pizarra, todos construidos alrededor de una pequeña plaza seca.

Una de las atracciones del lugar, además del famoso perro “San Bernardo”, es la Torre de la Municipalidad, que marca las horas entre las 12 y las 18.00 horas, exhibiendo imágenes que resumen la historia del lugar.


MUSEO DE LA PATAGONIA FRANCISCO P. MORENO:
El edificio ocupa el ala Este del Centro Cívico. Consta de varias salas destinadas a Ciencias Naturales, Prehistoria, Etnografía, Historia Regional y Exposiciones Temporales.


EDIFICIO DE PARQUES NACIONALES:
Av. San Martín e Independencia. Inaugurado el 25 de Marzo de 1936, lindante al Centro Cívico y con la característica construcción en madera.



CATEDRAL NTRA. SRA. DE NAHUEL HUAPI:
O’Connor y Palacios. Inaugurada en 1946, obra del Arquitecto Alejandro Bustillo, durante mucho tiempo se la denominó Templo Mayor, recién en 1993 se crea la Diócesis de San Carlos de Bariloche y se convierte en Catedral, por ser sede del Obispo. Presenta un estilo neo gótico, cuya planta posee forma de cruz latina con ábside; su frente construido con piedras de la región, tiene una única Torre Campanario de 69 metros de altura, que es observable desde distintos puntos de la Ciudad y desde el Lago.


En su interior sobresalen sus variados vitraux que reflejan la imagen de figuras regionales como Nuestra Señora del Nahuel Huapi, el padre jesuita Mascardi, el general Roca y Ceferino Namuncurá, entre otros.
En el Altar principal, la imagen de Ntra. Sra. De Nahuel Huapi, la historia cuenta que en 1672, la primera misión jesuítica en la región a cargo del Padre Mascardi, trajo una imagen de la virgen, conocida después con este nombre.En la nave izquierda se encuentra una imagen de Nuestra Señora de las Nieves, protectora de los montañistas y de las familias de la zona de montaña.


Asimismo es digno de admirar el VIA CRUCIS, tallado en piedra por el escultor barilochense Alejandro Santana, el mismo autor del Parque Temático del Vía Crucis en Junín de los Andes. En las esculturas, se resalta la integración entre la vida cristiana y la mapuche.


CAPILLA LA INMACULADA:
Elflein y Bescht<edt. Construida en 1905, fue el primer Templo religioso de la Ciudad. Declarada Monumento Histórico Municipal.



LAGO NAHUEL HUAPI:
Con una superficie de 560 metros cuadrados, es el más grande y principal de una serie de lagos, que a través del Rio Limay, llevan sus aguas al Océano Atlántico. El menciona lago baña las costas de la Ciudad, desde cuyo Puerto San Carlos o Pañuelo, frente al LLao-LLao, parten excursiones a Isla Victoria, Puerto Blest, Los Arrayanes, entre otros lugares.

De forma totalmente irregular, sus sinuosas costas dan lugar a distintas penínsulas, como de la Quetrihué (Bosque de Arrayanes), la de LLao-Llao y otras tantas, como así también distintos brazos, como  el Blest, el Tristeza, el Angostura, etc.
El origen de la palabra “Nahuel Huapi” es araucano y significa “isla del tigre”, en referencia a la Isla Victoria y los yaguaretés que la habitaban.


CERRO CATEDRAL:
A aproximadamente 20 kms., del centro; se llega por Av. Bustillo hasta el Km. 8, desde allí, un camino nos lleva hasta la base del Cerro, a 1.030 metros sobre el nivel del mar, la cima del mismo tiene una altura de 2.388 metros, que la hace visible desde el ingreso a la Ciudad y también desde el camino que bordea el Lago Gutiérrez.  En temporada invernal se convierte en la principal atracción de turistas por su conocido Centro de esquí, uno de los más importantes del país y de toda América del Sur, cuenta con más de 30 medios de elevación y 77 kilómetros de pistas con diversos sectores para la práctica del esquí y el snowboard.
Fuera de la temporada invernal, el Cerro también es un poderoso atractivo para los turistas, ya que desde su cima, cuenta con confiterías y miradores, a la cual se puede llegar por cablecarril, telecabinas y distintas aerosillas, se tiene una vista excelente de la Cordillera de los Andes, de la Ciudad de Bariloche y del Lago Nahuel Huapi. Las imponentes agujas que surgen de sus montañas, asemejándose a una Catedral Gótica, le dan el nombre.
En la base del Cerro, la Villa Catedral, ofrece servicios de alojamientos, gastronomía y esparcimiento.

CENTRO DE SALMONICULTURA:
A 500 metros del cruce del Camino al Catedral y de la Ruta 82, se ubica este Criadero de truchas, dependiente de la Universidad Nacional del Comahue, que ofrece visitas guiadas y la posibilidad de observar las distintas etapas de crecimientos de estos peces, ingreso arancelado.

GRUTA DE LA VIRGEN DE LAS NIEVES:
En el cruce del camino al Cerro Catedral y Ruta 82. Protectora de los montañeses, anualmente durante el mes de Octubre se realizan peregrinaciones desde la Ciudad de Bariloche.

CERRO OTTO:
A 5 kilómetros del centro de la Ciudad, llegando por Av. de los Pioneros. Desde la base a 800 metros sobre el nivel del mar, tres son las posibilidades para llegar a la cima, a 1.405 metros: caminando, con automóvil (son 10 kilómetros por un camino sinuoso, estrecho y de tierra) o por teleférico, este último en un confortable viaje de 12 minutos. Al llegar a la cumbre, no sólo lo sorprenderá la espectacular vista aérea de toda la zona lacustre, sino también su confitería giratoria que en un tiempo de 20 minutos gira los 360º, deleitándose de los maravillosos paisajes. como así también una inusual Galería de Arte que exhibe calcos exactos de las obras de Miguel Angel: “El David”, “La Piedad” y “El Moisés”, realizadas en Florencia, Italia.
Desde la cumbre se pueden realizar caminatas guiadas por bosques de lengas. En temporada invernal, se puede practicar esquí. El nombre es en homenaje al pionero alemán Otto Meiling, realizador de valiosos aportes en el desarrollo de la práctica del andinismo en la región.

PARQUE NACIONAL NAHUEL HUAPI:
La Ciudad de San Carlos de Bariloche es la puerta de entrada al Parque Nacional. Creado en 1934 sobre las tierras donadas por el Perito Francisco Pascasio Moreno, abarca una superficie de 705.000 hectáreas. Una de las características de la zona es la presencia de lagos y ríos muy caudalosos, que llevan sus aguas hacia el Atlántico o el Pacífico. Las abundantes lluvias y el sol, que derriten la nieve de las montañas, alimentan dicho caudal.
Por su valor ecológico y paisajístico, protege una extensa área representativa de la región andina del norte de la Patagonia.
Varias son las actividades que pueden desarrollarse en la zona, actividades turístico-recreativas, navegación en todas sus modalidades; el kayakismo; el canotaje; el trekking; el rafting; el buceo; cabalgatas; excursiones en bicicleta; escalada en roca, en hielo; la pesca y caza deportiva de especies. Sobre el Parque hay zonas de dominio público, ocupadas por descendientes de colonos o indígenas que realizan actividades rurales; otras con importante infraestructura para los visitantes y propiedades privadas preexistente a la creación del Parque. Simultáneamente, existen zonas de conservación estricta donde la actividad humana se limita sólo a la investigación científica.
El ingreso al Parque es arancelado. Es importante consultar con el Guardaparque sobre las actividades que se pueden desarrollar en cada zona y circular por los senderos señalados. Para pescar es necesario contar con un Permiso otorgado por Parques Nacionales que se entrega junto a un Reglamento que indica los lugares habilitados y forma de pescar. Entre las especies más difundidas, la trucha arco iris, se ubica antes y después de los rápidos buscando en general aguas de curso rápido y cristalino, mientras la trucha marrón, se encuentra en casi todos los ríos y lagos de la zona. Por su parte, la trucha de arroyo y el salmón encerrado, programada, bajo las técnicas de spinning (cucharita), fly casting (mosca) y trolling (pesca de arrastre en el que se utilizan diferentes señuelos).

ISLA VICTORIA:
Junto con la excursión a PUERTO BLEST, son los dos paseos lacustres que se pueden realizar desde Bariloche. Se puede llegar exclusivamente por vía fluvial con excursiones que parten del Puerto Pañuelo en Llao.Llao. Son aproximadamente entre 30 minutos de navegación. La Isla con una superficie de 3.700 hectáreas, es la más grande del Lago Nahuel Huapi; se llega a Puerto Anchorena, desde donde pueden realizarse visitas guiadas o autoguiadas por senderos marcados por sus encantadores bosques, también se puede apreciar espectaculares vistas desde sus  balcones naturales, gozar de una colonia de cormoranes de agua dulce, pavos reales y pájaros carpinteros entre otras especies. Inclusive cuenta con una flamante aerosilla que lo lleva a la cumbre del Cerro Bella Vista a 900 metros sobre el nivel del mar. La Isla es una reserva natural importante que encierra además, pinturas rupestres con una antigüedad superior a los 500 años.

BOSQUE DE ARRAYANES:
La excusión fluvial anterior se complementa con la visita a este particular bosque en la Península de Quetrihué, que se puede llegar también caminando o en bicicleta desde Villa La Angostura por un sendero peatonal de 12 kilómetros. La corteza de los mencionados árboles son finas láminas de color canela con manchas blancas que la convierten en especies únicas en el mundo, por eso el Bosque ha sido declarado Monumento Natural y Parque Nacional en 1971, con una superficie de 1.793 hectáreas. Los ejemplares que llegan a tener hasta 18 metros de altura tienen entre 150 y 250 años de edad.
A través de senderos elevados de madera se pueden reconocer las distintas etapas de crecimiento de los arrayanes. El lugar cuenta con infraestructura y diversos miradores sobre el Lago Nahuel Huapi.

CERRO TRONADOR:
A poco más de 100 kilómetros de Bariloche, saliendo por la calle Onelli hasta la Ruta Nacional Nº 40, ex Nº 258, se bordea el LAGO GUTIERREZ, luego el LAGO MASCARDI, finalizado éste, nace a la derecha un camino de ripio que conduce hasta la Oficina de Parques Nacionales, donde se cobra el ingreso al mismo, pocos kilómetros más adelante el camino tiene un horario de ingreso y otro de egreso, con mano único, por la estrechez del mismo. Se cruza el Río Manso y continúa el camino bordeando nuevamente el Lago Mascardi y después el mencionado Río, hasta llegar a la base del Cerro Tronador. El camino atraviesa un bosque de coihues (término mapuche que significa “lugar de agua”) con altura de hasta casi 60 metros. Previo a su llegada se ubica el Ventisquero Negro, cubierto de tierra y areniscas.
El Tronador es el más alto de la región con 3.554 metros sobre el nivel del mar, observable desde muy lejos, está formado por tres picos, el Argentino, el Chileno y el Internacional,  sirve de límite entre ambos países. Hace miles de años gran parte del lugar estaba cubierto de glaciares, cambios climáticos fueron propiciando cambios y en la actualidad esos glaciares sólo ocupan la cumbre del citado Cerro. Su nombre, Tronador, hace referencia a los estruendos producidos por los derrumbes de sus bloques de hielo. Desde la base, parte una senda que lleva hasta la Garganta del Diablo, un gran anfiteatro rocoso.

RIO MANSO:
Nace en el Ventisquero Negro, al pie del Cerro Tronador y después de recorrer más de 100 kilómetros, desemboca en el Océano Pacífico, durante su trayecto, recibe las aguas de numerosos lagos: Mascardi, Los Moscos, Hess y Steffen, entre otros. Llamado así por sus descubridores, por la quietud del mismo en su nacimiento. Aunque después se vuelve torrentoso (en algunos tramos, se practica rafting) entre amplios valles y estrechos barrancos, originando rápidos y caídas de agua como la Cascada Los Alerces.
Se lo divide en tres sectores: el Superior, en su naciente; el Medio, desde el Lago Mascardi y el Inferior, a partir del lago Steffen. Como consecuencia de los sedimentos que arrastra del Glaciar, donde tiene su origen, al principio tiene un color oscuro, luego se va convirtiendo a distintas tonalidades de celestes, tonalidades que se ven a pleno en el Lago Mascardi.


CASCADA LOS ALERCES:

Una excelente alternativa para los que visitan el Cerro Tronador. Antes de cruzar el río Manso, hay que desviarse por un camino muy agreste que, bordeando el Lago Los Moscos, el mencionado río y el Lago Hess, llega hasta este salto de agua, donde el Río Manso, cae desde 15 metros, es un hermoso lugar enmarcado por un bosque de alerces y musgos.
Hasta el Mirador de la Cascada, se llega a través de un sendero de madera que potencia aún más la belleza del lugar.

ALOJAMIENTO DE SAN CARLOS DE BARILOCHE.

 

 

Búsqueda personalizada